domingo, 31 de diciembre de 2017

BITÁCORA DEL FIN DE AÑO






«El poema piensa en el encuentro». Paul Celan

«El trabajo del ser humano en el mundo (ser como verbo, no como sustantivo) es sobre todo una labor de vínculos. Crear vínculos, reconstruir vínculos, amplificar vínculos, cuestionar vínculos, romper vínculos» Jorge Riechmann

Este cuaderno de bitácora llega al final de su año séptimo y cien mil puertas y ventanas abiertas: al mar de los marinos que no pueden entrar a puerto, porque sus armadores no pagan los amarres; a las abejas que indican el movimiento de la luz y la vida; a los libros nuevos, humildes cuadernos que retiran alguna sombra en la lectura; a la poesía como encuentro, a las personas como ser, como verbo, y al vínculo que nos hacemos. Aquí las tarifas del puerto de Bilbao.

Feliz feroz 2018




Ibon Zubiela y Pablo Müller residen / resisten en La Vorágine


Una de las presentaciones más entrañables (entraña) 
y querida fue con las compañeras y compañeros 
(compartir el pan que dice Jorge Riechmann) 
de LaVorágine (Cultura Crítica) en Santander, 
con mi hermano poeta Ibon Zubiela Martín. 
Fue en noviembre y fue grabada. 
Aquí está.








viernes, 29 de diciembre de 2017

EN TU CANSANCIO UN POEMA DE ANA GORRÍA DE NOSTALGIA DE LA ACCIÓN






En tu cansancio encuentro
mi cansancio
la extenuación
la rabia
del origen naturaleza

exacta
que contiene y elevo

el trance

buscando el fin primero
mientras me vuelvo
y vuelves

al principio

que corta el aire
rompe
la fuerza de los fuertes
que se inclina y que roza

el trance en

el principio

si soy él mismo soy
me cubre ausente y

revelada
en tu córnea

alzo el milagro


Ana Gorría – Nostalgia de la acción
Dibujado por Marta Azparren
Saltadera


jueves, 28 de diciembre de 2017

MUTURREKO AHOTSAK VOCES DEL EXTREMO DE AMARGORD EDICIONES





"[...] Voces pone en pie, aquí de nuevo, en Bilbao, el gran sueño de los levantados, de los despiertos, los insomnes, los que buscan otra luz y creen en la ciudad de los hermanos, los que se reconocen en el dolor y la escucha, la inocencia y la rebeldía, los que no se dejan arrullar con las mentiras y el espectáculo, los que quieren caminar de la mano, desnudo el corazón y pródigo el espíritu."

Antonio Orihuela

Muturreko ahotsak - Voces del Extremo - Loturaren poesia - Poesía del vínculo





miércoles, 27 de diciembre de 2017

VOCES DEL EXTREMO ANTOLOGIA 2012 - 2016




«Era un cable tendido sobre nuestras cabezas, unía dos muros blancos y se recortaba oscuro sobre el azul en el cielo de tarde de julio más limpio que recuerdo. En Moguer. Lo imaginé llevando voces de un extremo a otro, trasmitiendo la corriente continua de todos los corazones. Alguien dijo que ahora pisamos siempre un suelo que tiene dueño y que ya no podemos tocar el espíritu sin un intermediario. Excepto en el momento en que se escucha un poema, desde esa grieta se hace una voz de muchas.»
Pablo Müller, 2015-2016

Voces del Extremo. Antología 2012/2016
Antonio Orihuela, coordinador

Amargor Ediciones




martes, 26 de diciembre de 2017

TRES POEMAS DE QUIEN HABLA DE JOSÉ FERNÁNDEZ DE LA SOTA






AUTOFAGIA


Pero ahora con toda la vida por detrás es la vida
la que te empuja. El desgastado
reloj de sangre. El alimento
de tu propia lengua.



LAGO DE TIZA


Los recuerdos se crean,
se inventan.
Las biografías mienten.
Los libros de poemas se fabrican
con sentimientos falsificados,
trampantojos
e ilusiones ópticas: un lago
hecho con tiza en el asfalto
donde
poder ahogarse.



POEMA DEL ESPEJO


El poema no sirve para nada.
Espejo muerto de la nada dijo
un poeta hace mucho tiempo. Se llamaba
Josef Waskiewitz. Se llamaba
sin voz. No encontraba. Hablaba
de lo que no sabía ni podía saber.
Hablaba sin querer. Soñaba sin cesar.
Sabía que nada sirve para nada
menos el poema, espejo roto, aguja
aguda de la nada. Todo empieza
y nada acaba porque todo cabe
en el poema del espejo dijo
Josef Waskiewitz hace mucho.

Entonces
cerró los ojos y empezó a escribir.


José Fernández de la Sota – Quien habla




lunes, 25 de diciembre de 2017

MUERTOS UN POEMA DE ALICIA ES.MARTÍNEZ JUAN




MUERTOS

Se me enredan los cadáveres
al vestido.
Se me enredan entre las piernas,
a los sueños,
a los niños.
Caminar de espaldas al mundo es lo que tiene:
atrás se te quedan los muertos.
Caminar con tus muertos enredados a los pies
no es fácil.
Cada dos pasos tropiezas con ellos
y escuchas sus murmullos persiguiéndote.
A los muertos hay que enterrarlos,
o mejor, no tenerlos.
Dejar que caminen junto a ti,
delante de ti,
o mejor, sobre tu cabeza.
Nunca enredados a tus pies.
Porque los muertos tienden hacia la tierra,
les da por echar raíces,
anclándote al suelo.
Y entonces ya,
imposible.
Entonces ya,
no puedes caminar.
Tienes que pararte.
Sentarte.
Echar tú también raíces.
Montar una casa
o un árbol.
O peor, tienes que morirte tú también.

Si permites a tus muertos sobrevolarte,
fluir por encima de tu cuerpo.
Si permites a tus muertos
que vayan por delante,
que vayan a tu lado,
contigo.
Entonces, sí.
Entonces,
te darán la mano
y tirarán de ti
hacia adelante,
hacia arriba.

Confundirán el cielo con la tierra
y te nacerán alas:
te convertirás en sueño,
en niña,
en nube.



Alicia Es.Martínez Juan – En casa, caracol, tienes la tumba





sábado, 23 de diciembre de 2017

A MI HERMANO MAYOR UN POEMA DE ADAM ZAGAJEWSKI



A MI HERMANO MAYOR

Con qué tranquilidad avanzamos
a través de los días y de los meses,
y cantamos en voz baja
una negra canción de cuna,
cuán fácil los lobos secuestran
a nuestros hermanos,
con qué levedad
respira la muerte,
con qué rapidez
navegan los barcos
por las arterias.



Deseo – Adam Zagajewski

Traducción de Xabier Farré -

Acantilado

viernes, 22 de diciembre de 2017

UN POEMA DE ALICIA GARCÍA NÚÑEZ DE MÁS CICATRICES ME HACEN MÁS ALTA






Calladament em creix la solitud,
arbre de llum que ja és meva mort,
encesa, de vencut.
Joan Vergés, Barcelona, 1928 – 2014
A partir de Joan y Montse Vergés. Padre e hija


amancer-te
Aquí; el bosque, la bruma, la lluvia.
Las torres. Todas las escaleras
hasta la cumbre.

Tan duro, tan sencillo
como volver
desnuda

a ésta, yo.

Amanecer-té.

Esta humedad te parte
el hueso del corazón.


Alicia García Núñez – Más cicatrices te hacen más alta



jueves, 21 de diciembre de 2017

UN POEMA DE ANTONIO DE RIGO








El agua del torrente
baja un bosque agudo y blanco
sobre la espalda.
Noche de viento frío y oscuro,
los gatos ladran.
Años después
me siento en el puente
donde las niñas dieron
sus primeros pasos.
He vuelto.
Embrutecido. Delgado. En paz.
Soy toda tu falta.


Antonio Rigo – Poemas del bosque y de la lluvia




miércoles, 20 de diciembre de 2017

DOS POEMAS DE BRAZOS CORTOS DE IRATI ITURRITZA ERREA





Renunciaría a mis párpados
para poder verlo todo
para no dormir nunca más para no perderme
nada

renunciaría a mis párpados
olvidaría dónde los he dejado
olvidaría la palabra párpado la palabra miedo el recuerdo

manco
de una huella en el cristal

renunciaría a mis párpados

olvidaría que para ver no es suficiente
tener siempre
los ojos abiertos



Algunos días quedo reducida a una palabra
diferente cada vez
y dejo de existir
si nadie la pronuncia

imagínalo:
parar a desconocidos por la calle
pedirles que griten la palabra
que me griten

imagínate asumir
que hay palabras
innombrables y palabras
que nadie querrá nombrar.



Irati Iturritza Errea
Brazos cortos




martes, 19 de diciembre de 2017

SALVAJE UN POEMA DE DOROTHEA LASKY






SALVAJE

Todo es salvaje aquí
Todo lo que rodea al verde
Serpientes, linces, zorros
Las flores moradas parecen salvajes
Yo soy salvaje
Mi marido me encierra en su habitación para que no moleste a los vecinos
Lo más salvaje de mí es mi arrogancia
Que se transforma en ira
A través del lenguaje
La gente deposita mucho en el lenguaje salvaje
Deambulo como un animal
Entre las colinas
El camino civilizado, el sol naranja
¿Debo mencionar a Dios en este poema?
Dios es salvaje, y no humano
Y cuando la gente vuelve humano a Dios
Él te mira fijamente desde los ojos de un oso
Y golpea su terrible pecho peludo
Y ríe a carcajadas en las estrellas
Oh noche misteriosa y púrpura
Rocas brillantes
Ninguna de ellas es un pecado
En su falta de humanidad.
Por qué resulta entonces tan horrible mirarme,
Con mi cabello salvaje
Y mi pecho peludo
Y mi boca


Dorothea Lasky

Hola mediodía – selección y traducción de María Ramos
El gaviero ediciones


lunes, 18 de diciembre de 2017

CITROËN MÉHARI UN POEMA DE CARMEN CAMACHO






CITROËN MÉHARI


"Llévame oh llévame a la perdición
en mobilette mi amor."

Anibal Núñez


Haberme dicho, amor, en tus cartas
cibernéticas, que el descapotable
ese del que me hablabas
y me jurabas qué cara tienes
aparcar en mi puerta, las vecinas
pendientes, yo arreglada,
haberme dicho, leche, que ese coche
era como eres tú, un amasijo
de risas/ una cosa por revisar
sin puertas, sin cadenas, sin ventanas,
sin luces, ¿y el techo?
contigo siempre llego a La Encomienda
con la atmósfera por montera.

Si yo hubiera sabido antes esto,
(quién iba a imaginar)
que una tartana, tú la llamas Mehari,
sin tilde, así: Mehari,
era tu descapotable tan famoso,
y que ahora me sonríes, las manos
al volante, las chanclas sobre el freno,
que me maten si no salgo corriendo
a buscarte y a darnos a la vida
al vuelo, a ras, al Duero.

Tocata y fuga a dos caballos. Esta
es la hora de darnos jaque, pronto.
Haberme dicho, amor, que tú eras esto.
Hubiera cabalgado antes.


Carmen Camacho – Arrojada
Ilustraciones de Blanca Orozco
Cangrejo Pistolero Ediciones






domingo, 17 de diciembre de 2017

POESÍA CONTRACORRIENTE: OLALLA CASTRO, MARTA NAVARRO Y ANTONIO ORIHUELA








Una voz y su eco


Leer a las otras que, antes que tú,
leyeron a otras otras,
buscando la vez una voz y su eco.
Sacar una foto de familia y contestar
que, aunque nadie nos viera,
también tuvimos rostro.

¿Cómo nacer de un hueco, de un grito
que ya nadie recuerda?
¿Cómo nacer sin madres,
si alguien raspó hasta casi borrarlos
sus ojos y sus versos de la historia?
Por eso hubo que hurgar en la basura,
sin pararse a pensar
si fue por la repulsión o fue por el miedo
como acabaron allí tantos poemas.

Hace décadas que estamos excavando.
Con una larga pala, torcidas las espaldas,
somos esas que desentierran
lo que otros enterraron con esmero.
Para ser escritora,
tendrás que seguir con la espalda torcida.
Leer a las otras que, antes que tú,
leyeron a otras otras.
Y convertirte a la vez en voz y en eco.


Olalla Castro




El trigo de los rebeldes


¿Cómo recuerdas a tu padre?
Me preguntan una tarde llena de esquinas.
Lo primero que viene a mi memoria es su voz.
Una voz como un pan
que derramaba trigo
sobre las palabras.
Después veo sus ojos de horizonte tranquilo,
rasgados por herencia,
pero también por la posguerra y la cárcel.
Aunque el mejor recuerdo era su sentido del humor,
nadie, ni siquiera la posguerra pudo arrebatárselo
tampoco la democracia llena de alquimistas ciegos.
Sí, yo recuerdo a mi padre
como un pan que derramaba trigo
sobre las palabras,
trigo bueno,
cálido,
el trigo de los rebeldes.


Marta Navarro




Después de Auschwitz


¿El salario, qué marca?

¿El dinero que es justo que recibamos
por nuestro trabajo,
o el dinero que es justo que recibamos
por nuestra complicidad?

El capitalismo gana carreras que no corre.


Antonio Orihuela


Poesía contracorriente – Editorial La Vorágine - Poemas (in) surgentes


sábado, 16 de diciembre de 2017

TRAGAR UN POEMA DE MARÍA SOTOMAYOR DE ESTOY GRITANDO





tragar

La culpa que no engulles es tan grande como las montañas



María Sotomayor

estoy gritando – me conocí de esa manera - 2º edición