miércoles, 2 de agosto de 2017

NO SÓLO BROTANDO DEL PECHO UN POEMA DE WALT WHITMAN







No sólo brotando del pecho

No sólo brotando del pecho,
ni en los suspiros nocturnos, de rabia, insatisfecho conmigo mismo,
ni en esos largos y mal reprimidos suspiros,
ni en tantas promesas y juramentos rotos,
ni en la voluntad desatada de mi alma enloquecida,
ni en el sutil alimento del aire,
ni en esos latidos que me golpean las sienes y las muñecas,
ni en la curiosa sístole y diástole en la que algún día cesará,
ni en tanto anhelo voraz sólo confesado al cielo,
ni en los gritos, carcajadas y desafíos que he lanzado solo, en la espesura,
ni en el ronco jadear de dientes apretados,
ni en las palabras pronunciadas y vueltas a pronunciar, faramalla, ecos, palabras muertas,
ni en el murmullo de los sueños cuando duermo,
ni en los murmullos de estos increíbles sueños cotidianos,
ni en los miembros y sentidos de mi cuerpo, que te atraen y te repelen de continuo; no ahí,
no en alguno o en todos ellos, ¡oh, adhesividad!, ¡oh, pulso de mi vida!,
necesito tanto que existas y te muestres como en estos cantos.


Walt Whitman – Hojas de hierba

Edición y traducción de Eduardo Moga

Galaxia Gutenberg








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...