sábado, 1 de julio de 2017

AHORA UN POEMA DE SHARON OLDS




AHORA

Ahora que no se puede sentar,
que se limita a estar ahí
echado, mirando la pared,
olvido el tiempo cuando sí podía,
el tiempo cuando sus gafas
hacían milagros de luz en los cristales.
Verlo en el hospital me ha hecho olvidar
al hombre que se tendía
cuan largo era en el sofá,
envuelto en una manta inmensa,
sofocado en flor. Cuánto hace que olvidé
al hombre que podía comer,
no alimento denso, terrenal, sino
tajadas de luz, capullos, la enmarañada esencia
de la materia hecha visible.
Es como si hubiera abandonado
a ese hombre vigoroso de labios hinchados,
a ese hombre de torso tan macizo como un planeta de plomo,
como si hubiera dejado atrás a ese hombre joven, mi padre,
a ese niño de piel suave,
atrás a mi padre antes de conocerlo,
cuando sólo podía dormir y alimentarse del cuerpo
de una mujer, atrás a esa criatura que miraba fijo
tal como lo hace ahora, echado con los ojos abiertos.
Después, sus párpados empiezan a cerrarse,
y por un instante brilla la media luna
de otro mundo ahí dentro, antes de dormir.
Me quedo a su lado, como quien rema
junto a un nadador, sin tocarlo,
viendo la tenue luz de sus brazos
en la noche del agua.

Sharon Olds – El Padre

Traducción de Mori Ponsowy – Bartleby Editores








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...