miércoles, 17 de octubre de 2012

SÁBADO, RIMBAUD, LA MUERTE, SUS VISITAS, OCTUBRE, LOS LIBROS PRESTADOS Y EL SENTIMIENTO DE CULPA.



Sábado, el puerto de Santurtzi, octubre de 2012 por Pablo Müller


«¡debo enterrar mi imaginación y mis recuerdos!»
Arthur Rimbaud

Sábado 13 de octubre

Me duele la cabeza. Me duele el agujero que se ha instalado en la cabeza. Un agujero de vacío. Me duele el vacío.
El vacío en mi cabeza es el presente que me deja la muerte en sus visitas. Los amigos traen botellas de vino, o libros pequeños. La muerte me trae el dolor de los vacíos.
La muerte me visita con frecuencia. No la recibo con gusto, pero nada me impide abrirle la puerta y dejarla pasar.
Creo que la muerte nos visita muchas veces antes que la última. Hay una curiosidad compartida. Una conversación sobre el silencio, el vacío y el dolor de cabeza.
Aprovechando la mañana y el dolor de cabeza he leído Una temporada en el Infierno de Rimbaud, una mañana de sábado, con dolor de vacío y un desayuno con la muerte callada y antipática. Un lenguaje nuevo anuncia Rimbaud.
«He tratado de inventar nuevas flores, nuevos astros, nuevas carnes, nuevos idiomas. Me creí en posesión de poderes sobrenaturales. ¡Y bien!, ¡debo enterrar mi imaginación y mis recuerdos!»
Estoy en lo del idioma nuevo. Estoy creando un idioma nuevo con una beca del Centro Nacional de Inteligencia. Soy consciente que al escribir esto me quedaré sin beca. Me la suda. Ellos se quedaran sin el diccionario.


Diccionario Idiomanuevo – Castellano, Castellano – Idiomanuevo.

Rimbaud. Poesia y Prosa. E.D.A.F., 1970. Versión de Enrique Azcoaga.

El libro me lo dejó Mario Montenegro a mediados de los años ochenta del siglo pasado y ahora intento devolvérselo con escaso éxito. Recuerdo que me dijo que se lo devolviera porque era un regalo de José Liste. Cada vez que lo veo pasear con su perro me acuerdo de Rimbaud.

4 comentarios:

  1. fascinan éstas palabras nacidas en esa cuerda floja que arrojan sobre las erupciones de la muerte un grito al que sujetarse
    gracias y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Mareva, por recordar que "el hueco que dejó el cuchillo de los años" siempre se puede llenar con la fuerza de tus palabras. Salud y República

      Eliminar
  2. Gracias a ti Pablo Müller por traernos a estas horas a nuestro joven rebelde y hermoso poeta Rimbaud, a las flores que huelen a muerte y a vida...
    Un abrazo inmenso amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por venir a este sitio que es el tuyo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...