sábado, 10 de diciembre de 2011

DEL NATURAL DE W.G. SEBALD


Último día de noviembre por Pablo Müller
Invocado por Dante nos anuncia Sebald que entró “por el camino alto y silvestre” y en prosa al modo de verso, o verso hecho con la materia de la prosa, nos cuenta sus pasos junto a “el ramaje de una higuera con frutos, de los cuales uno ha sido totalmente vaciado por insectos”

fiebres en los cerebros — fiebres en los hospitales — fiebres habitando los cuerpos…

“el Papa se acurrucará en una gabarra
y caerá la oscuridad…”

En algunos muelles de puertos viejos se pueden ver sacerdotes merodeando a los marinos.

“Steller tenía ahora dos
cuervos jóvenes que, por la noche,
le dictaban proverbios ominosos.
Cuando los escribía
se tranquilizaba, aunque sabía
que tampoco con ello podría
detener la lenta corrosión
de su alma.”


Último día de noviembre por Pablo Müller


El viaje al fin del mundo, la enfermedad de la mente que se hace un pájaro, la otra enfermedad de la mente que se hace otro pájaro, y sus voces. Durante el viaje al fin del mundo se confunden las voces de la mente con las voces de los pájaros con las voces de las enfermedades. Escribe para distinguirlas, escríbelas iluso…

“con una risa susurrante vuelta
hacia dentro.”

Cuando la risa es hacia dentro es oscura y ponzoñosa.

“Eso es infirmitas, la ruptura
del tiempo de día en día
y de hora en hora,
la herrumbre y el fuego
y la sal de los planetas,
la oscuridad en pleno día
con luminarias aún en el cielo.”

La verdad se ausenta del diálogo de mis días ¿o temo llamarla por su nombre y se lo cambio por el de la tristeza, el ayer o el sueño?

La verdad se hace muerte en el accidente de tráfico.

Es verdad el margen donde tiembla la sombra del barco partiendo del puerto de Hamburgo.
Último día de noviembre por Pablo Müller

 

Del natural

Editorial Anagrama
ISBN 978-84-339-7052-7
Colección  Panorama de narrativas
Traducción Miguel Sáenz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...