jueves, 21 de julio de 2011

CONVERSACIÓN NOCTURNA CON UNA CUCARACHA

En viaje por Pablo Müller agosto de 2010


El Premio Nobel de Literatura del año 1986, el nigeriano Wole Soyinka tiene un poema titulado, Conversación nocturna con una cucaracha. Comienza así:

Sal ya, Oh ¿me has encontrado incluso aquí
cucaracha? Percudida de connivencia satinada
cubierta por la edad y la astucia, engrasada
cual sombra, adaptada a los chirridos del cebo

Este poema se puede leer en Lanzadera en una Cripta, editado por Bartleby Editores  en una excelente traducción y prólogo de Luis Ingelmo.

Wole Soyinka ha manifestado que gracias a la escritura de estos poemas, conversación con cucaracha incluida, logró mantenerse cuerdo entre tanto sufrimiento en su encierro en la cárcel.

La cucaracha
extendió sus alas bajo una luz tenue
y frotó sus dientes de sierra. Un canto
de triunfo se elevó en un aire insensible
una antena sondeó el horrible silencio
y se replegó sabiéndose satisfecha:
todo bien. Todo en su sitio
como era en un principio

Una cucaracha salió de noche de su escondrijo en busca de alimento y encontró palabras. Si espera paciente las palabras se descomponen: son materia orgánica y la cucaracha, no: las cucarachas, rara vez van solas, pueden alimentarse con ellas.


Pozo abandonado por Pablo Müller en julio de 2011


SI la cucaracha es materia poética también es la bancarrota. Hoy que las bancarrotas pocas veces rompen bancos, pero sí descomponen a los ciudadanos.

La tierra es usada por los insectos, por los roedores, por los alfareros, pero la compran y la venden quienes no la pisan si no es jugando al tenis.

A la caza de la música del alma, en una ocasión
vi, por entre tablones al sol, una gota de lluvia
en ríos alargarse sobre el cristal de la ventana

      Dicen que no pierdas el Norte, aunque para ello debas arrasar el Sur.

      Muro de las brumas, sillares de niebla, muro de los ecos, piedra de ruido o grito, tono alto, grito de celda, risa chillona, conclusión de silencio y luego el miedodolor. Día de ejecuciones, y añado ¿cuál?

     La lluvia es huérfana hoy. Si la piedra que se interpone en el camino pesa más que tu ánimo apártala con el eco… … en granos de arena o madera / en cuyo seno perfumado nos hundimos.

      Tres tallos / de mijo. ¿Cuántas semanas tiene un año? Poemas del pan y de tierra. Cercano olor del obrador de pan. Maldito pan, maldito sudor, cuánto peso para tan poca frente.

Las cuentas bancarias contantes y sonantes
son siempre rojas
el dinero puede estar escrito en papel, lo que reza
es: ¡Pan, pan, pan! Entre mil dedos
que quieren aferrarse a la abundancia, los brazos
cargados con exceso de hogazas no logran
abrazar a la humanidad.

Las cuentas bancarias contantes y sonantes
nunca se leen allí donde
los niños matan cucarachas para comerlas
a la espera del regreso del padre buscador
            …

     El no se destila en la sangre de la última cena, en el fuego que confunde llanto y noche, hambre y dolor, como equivoca el tiempo y el vuelo de los insectos.

En viaje por Pablo Müller en agosto de 2010




Wole SoyinkaPoesía
1ª Edición
978-84-92799-07-7
PVP: 16 €
Año de publicación: 2010
212 páginas
Traducción: Luis Ingelmo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...