domingo, 26 de octubre de 2014

LA VIDA ES PURO AMOR

La ría del Nervión, en octubre de 2014 por Pablo Müller




«…la poesía, cada pluma arrancada a las alas de un
ángel, es la semejanza de una casa en el aire, …»
Juan Carlos Mestre – La poesía ha caído en desgracia

Un libro llega desde la Argentina,
trazo, palabra, techo,
fulgor y ciencia,
saber es un callejón oscuro aliado de los tejados,
no llegan los pájaros temerosos,
— se esconden de los felinos entre las últimas flores —
bondad es bondad,
hijo, la crueldad a la que te abres
son los gatos y su hambre,
una vida es puro amor,

una vida.


miércoles, 22 de octubre de 2014

NI UNA MÁS - POEMAS POR CIUDAD JUÁREZ





«Esta antología, compuesta por 88 poemas, de autores procedentes de 15 países, quiere rendir homenaje a todas las víctimas y desaparecidas en Ciudad Juárez, y entre ellas a la propia Susana Chávez, a cuya memoria debemos el proyecto que hoy nos anima y une. Más allá de la poesía que encierran estas páginas, la intención de la antología y el proyecto que le da vida es hacer saber, a las personas que sufren en primera persona esa violencia, que no están solas, que tienen siquiera el calor de nuestras voces, y el propósito de mantener viva la denuncia sobre la realidad que padecen.»


Uberto Stabile, del prólogo.





el interior de este silencio es rojo
Jorge Riechmann

Uno
La muerte es más muerte en silencio

y “el interior de este silencio es rojo

el peso del silencio supera al de muchos metales:
al metal de las armas, al metal de las furgonetas,
al metal de las gafas oscuras y las hebillas de los cinturones.

El horror es más doloroso en silencio…por eso
hay que transformar el silencio en palabras
agarrarnos con abrazo al dolor de las mujeres,
llevar las palabras a las cárceles donde no están los dueños del miedo,
buscar las palabras en las cenizas de las mujeres que dijeron la última,
en los recoldos de las brasas del amor de las mujeres, palabras que queman despacio las sílabas del olvido,

Dos
¿Hay palabras en el momento cruel de la mujer asesinada?
Y si las hay, ¿cuáles? ¿por favor? ¿no? ¿piedad?
¿las del ruego?, ¿las del miedo?, ¿las de la rabia?

Y en el momento cruel de la mujer asesinada,
el hombre que roba la vida
¿puede escuchar? Y si escucha, ¿cuáles?
Las que le recuerdan a su madre,
acaso también mató a su madre
acaso un hombre mató a la mujer que fue su madre
¿por favor? ¿no? ¿piedad?

Tres
Las palabras son buenas conductoras de la electricidad y de la rabia…
Las palabras son buenas conductoras de la amenaza y del miedo…
La amenaza y el miedo se alquilan en las habitaciones de los dóciles y en los garajes de las noches
La congoja y el temor se atan a la puerta de las fábricas donde trabajan las mujeres,
por los agujeros de las horas enseñan sus dientes los encargados y los cinturones
y con la madrugada en los polígonos industriales que lamen la frontera aparecerá otro silencio rojo,
silencio mujer,

y a cada silencio palabras, palabras mujer, palabras valor, palabras sin amo.



lunes, 20 de octubre de 2014

VACÍO DE OBJETOS LA BOLSA DE VIAJE


Hotel, mayo de 2014 por Pablo Müller



«Él
                     habría contemplado
                                                                       el hueco
de la memoria
                                     como
— cuentan —
                                                                               signo
                                     de un pasar
aun más atroz»
Mercedes Roffé


A la noche solo en el hotel
vacío de objetos la bolsa de viaje
— un cuaderno, otro, un lápiz, el rotulador, un libro, la Ópera fantasma, Mercedes Roffé —
Otros en las otras
habitaciones de sus bolsas sacan alfombras para el viaje,
pastillas para el sueño, el talonario de cheques con el último fondo:
con tu permiso
apago la luz.
Objeto.


5 de mayo, 20 de octubre de 2014, Torrejón de Ardoz


viernes, 17 de octubre de 2014

NO MIRA, DESCUIDA


Empuries, abril de 2013 por Pablo Müller

«¿Qué hago aquí al pie de una palabra
que no se deja decir?»
Juan Gelman

No mira — dirigir la vista a un objeto —
descuida — no atender con la diligencia debida —
evita — huir el trato de alguien —
no mira  — atender el objeto —
no mira bien  — dirigir la diligencia —
palabras rápidas nos protegen, — atender el trato,
en un idioma que no es de madre, — apartar la vista,

Amparo. Guarida. En el silencio se ahoga,
escucha, apartada el dirigir, el objeto cuidado,
bien, poco, teme
cuando calle la palabra última

hará hueco en la soledad.


domingo, 12 de octubre de 2014

AL LLEGAR A LA CASA


Malpica, Zaragoza, 30 de septiembre de 2014, por Pablo Müller


«el secuestro del lenguaje…»
Charles Bernstein

Al llegar a la casa del muerto, la puerta abierta,
la abierta intemperie,
el ladrón, usurpador que mancilla la estancia,
destruye el verano,
y se cierra,
recompone.

No sale nadie, no sale nada.



martes, 7 de octubre de 2014

UN PÁJARO


Un pájaro flora por Pablo Müller


Un pájaro flota
inquieto
ingrávido
quieto
frente
frente, frente, frente
a la herida

— la acompaña —


sábado, 4 de octubre de 2014

EL HOMBRE VIEJO TIENE UNA PUERTA QUE SUENA AL ABRIRSE AL PADRE MUERTO


Gernika, febrero de 2014 por Pablo Müller



«…el mar recordó ¡de pronto!
los nombres de todos sus ahogados.»
Federico García Lorca – Poeta en Nueva York

El día de su muerte recordó
el conductor del coche fúnebre el nombre
de todos sus pasajeros — el pan de sus manos, la sal
para los meses y su luna —,

la mujer cajera
del supermercado: queso fresco, alubias, una bombilla,
tenía un hijo que se llamaba Jon, y era sábado,
el hombre viejo en la fila, pollo, chorizo, patatas, cerveza,
tenía un hijo de nombre Andrés, y era sábado,
— no dormía desde el amanecer de abril, limpiaba iglesias —,
el hombre viejo tiene una puerta de madera
que suena al abrirla al padre muerto:, — llega del taller de rodamientos —,
y golpea el rostro a las bienvenidas.

Ay de los barcos que se llevan a los niños camino de la nueva guerra y dejan a cambio carbón para la forja de las armas…

Ay del soldado que marcha en bicicleta por las calles abiertas del insomnio, sin más hijos que la boca de la mina de donde salen los viejos sin lástima, sin el brazo izquierdo de la dinamita…

Ay del hermano grande que se sube a los barcos para atravesar el océano de la noche y en el agua el espesor del tiempo detiene el viaje,
el frío saludo de la tierra nueva

En la esquina de la avenida alguien escribe los versos en las aceras que pisas, hermano, recién limpias la sangre del desahuciado,

Ay de la sepultura donde gusano es antes que ceniza, donde bacteria es antes que osamenta y de las flores que de boca a boca avanzan domingos a martes, porque esta música es el baile de los bombardeos, de los abriles y los lunes, en los puestos apretados de la plaza del mercado

— en este barro de memoria que se seca al calor de las monedas —
— y otro silencio para la madre muerta —



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...